¿Cómo leer la información nutricional de los alimentos para mascotas?

 

¿Cómo leer la información nutricional de los alimentos?

En post anteriores damos muchos consejos sobre qué productos son los más recomendables para que tu mascota lleve una alimentación equilibrada, ya sea un gato o un perro. Hemos hablado sobre las mejores opciones de comida húmeda para gatos, las mejores opciones de comida húmeda para perros, cómo cuidar sus dientes y su higiene bucal, qué alimento es el más adecuado para perros y gatos con sobrepeso o cuáles son los snacks bajos en calorías más recomendables.

En el post de hoy desde Animaleros te enseñamos algo fundamental sobre la como leer la información nutricional de los alimentos para mascotas: como leer las tablas nutricionales, como saber si los ingredientes son adecuados y como saber si la composición del alimento para tu mascota es equilibrada y balanceada.

 

¿Cómo interpretar la información nutricional de los alimentos para mascotas?


Las etiquetas, tablas o información nutricional para mascotas nos ayuda a comparar entre las diferentes marcas del mercado, saber que composición tiene cada comida y conocer cuales son los ingredientes que la componen.

Para que un alimento se pueda etiquetar de completo y equilibrado, este debe satisfacer todas las necesidades nutricionales de nuestra mascota, que variarán dependiendo de la edad, el peso, la talla, la raza, el nivel de actividad física que realice, su estado de salud y si tiene alguna condición a tener en cuenta como problemas cardíacos o sobrepeso.


Además, para que un alimento pueda clasificarse de completo y equilibrado debe ajustarse a ciertos estándares que fijan los organismos que se dedican a la nutrición de los animales como la AFFCO (Association of American Feen Control Officials), ya que estos fijan los niveles mínimos de proteínas o de grasas que debería contener el alimento y los niveles máximos de algunos componentes que en grandes cantidades pueden resultar tóxicos.

 

Pasos a seguir para entender la información nutricional de los alimentos para mascotas


1. Fijarte en que etapa del crecimiento se encuentra tu mascota y escoger un alimento que se adapte a esta. Las etapas se clasifican en puppy, kitten o cachorro, adulto y senior.

2. Ver qué ingredientes tiene. La lista de los ingredientes está ordenada de mayor a menor peso, por lo que el ingrediente que aparezca en primer lugar será el principal y el que esté presente en mayor cantidad.


3. Ver que aditivos tiene y asegurarse de que los que se utilizan están reconocidos y clasificados como seguros. Además, es muy importante comprobar que no contienen ciertos tipos de conservantes tóxicos como el BHA, BHT, azul 2, rojo 40, amarillo 5, amarillo 6 o la etoxiquina. Hay tres tipos de aditivos:

3.1. Aditivos nutricionales: se trata de sustancias que se añaden como los conservantes o los antioxidantes y estos pueden ser naturales o químicos. Es importante aclarar que los conservantes naturales mantendrán frescos por menos tiempo los alimentos.

3.2. Aditivos tecnológicos: se trata de sustancias que se añaden a las materias primas. Estos pueden ser saborizantes, aromatizantes, aglomerantes o colorantes.


3.3. Aditivos organolépticos: estos aditivos están relacionados con los sentidos y se utilizan para potenciarlos o mejorarlos, como la luteína, que está relacionada con la vitamina A y se añade para prevenir enfermedades oculares.


4. Escoger y preferir los alimentos para mascotas donde se indique y se especifique la fuente de origen de los ingredientes que se utilizan, ya que suelen ser de mejor calidad. Por ejemplo, un alimento de mejor calidad especificará en el etiquetado que se utiliza carne como la de cordero o de pollo para elaborar la comida para mascotas.


5. Los alimentos de alta calidad no suelen contener cereales ni subproductos entre los ingredientes principales.


6. Todas las etiquetas nutricionales debe contener el porcentaje mínimo de proteína y de grasa y el porcentaje máximo de fibra. Lo más recomendable es que un alimento contenga por ración diaria un mínimo de un 10% de proteína y un 5,5% de grasas.

 

Conceptos importantes en la alimentación de nuestra mascota


Las proteínas aportan los aminoácidos esenciales para nuestra mascota y nitrógeno. Los perros necesitan al menos 10 aminoácidos esenciales y los gatos, además de estos, la taurina. Las proteínas pueden ser de origen animal o vegetal.

 

Proteína animal


Suelen ser de mejor calidad aunque esta puede variar. Se suele utilizar carne de ternera, pollo, cordero, pescado, huesos, huevos y subproductos o derivados. La carne hace referencia al tejido muscular de los animales mientras que los subproductos o los productos derivados hacen referencia a las vísceras como el hígado o los riñones. Los subproductos o derivados no son malos en sí, ya que son una fuente alta en proteínas, pero sí es recomendable que estos no sean el ingrediente principal del alimento.

 

Proteína vegetal


No son tan digestibles como la proteína animal de alta calidad pero son mejores opciones que la proteína animal de productos cárnicos de baja calidad.
Para escoger un pienso o alimento de calidad, se debe elegir uno donde la carne esté identificada en primer lugar de la lista y se debe priorizar la proteína de origen animal sobre la de origen vegetal ya que esta es menos digerible.

 

Carbohidratos


Se suelen obtener del almidón, que al ser cocido, se vuelve mucho más digestible. Se usa como fuente el maíz, arroz, trigo, avena o harina. Dentro de los carbohidratos se incluye la fibra, que aunque no es digerible, es necesaria para el buen funcionamiento gastrointestinal.

 

Lípidos o grasas


Estos también le aportan a tu mascota los aminoácidos esenciales y mejoran la textura y el sabor de los alimentos. La grasa puede ser de origen animal o de origen vegetal y elegiremos los alimentos donde se especifique la fuente del origen de la grasa, como el aceite de girasol.

 

Vitaminas y minerales


Para que el alimento para tu mascota sea equilibrado, se deben añadir vitaminas y minerales en la cantidad adecuada para que no sean dañinas ni contraproducentes para la alimentación del perro o gato. Se suele añadir a los alimentos suplementos como el magnesio, calcio, fósforo o cobre o suplementos vitamínicos como las vitaminas A, D, E o K, ya que la mayoría se suelen perder en los procesos de cocción y almacenado.

 

Otros factores a tener en cuenta



Digestibilidad


La digestibilidad hace referencia a los nutrientes del intestino que la mascota puede absorber. Si dos alimentos tienen un porcentaje proteico similar, priorizaremos el más digestible, ya que será el que contiene más proteínas absorbibles.
La digestibilidad afectará a las deposiciones de tu mascota, tanto en la frecuencia como en la cantidad. Cuanto más digestible sea, las heces serán más sólidas. Además, cuanto menos digestible sea, más cantidad de alimento tendrá que consumir el animal para absorber los mismos nutrientes que un alimento más digestible.

 

Las instrucciones de alimentación


Antes de alimentar a nuestra mascota, debemos comprobar cual es la cantidad recomendada que debemos darle al día y en cuantas raciones se la debemos dar. Para calcular estas raciones es necesario conocer el peso de tu mascota.
No obstante, estas instrucciones son orientativas, por lo que quien mejor te va a poder aconsejar sobre las necesidades nutricionales de tu mascota es el veterinario.

Esperamos que nuestro post sobre la información nutricional del alimento para mascotas te haya sido de utilidad y te haya quedado claro los conceptos esenciales.

 

Blog Animaleros

2 Comments

Publicar un comentario