Bulldog Inglés

 

El bulldog inglés es una de las razas caninas que integra la lista de las más conocidas y también de las preferidas a nivel mundial. Este perro de cuerpo rechoncho y semblante dulce, es uno de los mejores acompañantes de familias y de niños.

 

Bulldog Inglés

 

De hecho, la apariencia del bulldog inglés es muy fácil de identificar y reconocer, son millones de personas las que se dejan llevar por sus encantos y temperamento tranquilo y juguetón y su compañía irresistible.

 

No obstante, la mayoría desconoce cuáles son los verdaderos orígenes de este increíble perro, todo el largo proceso que hay en su historia, el gran número de cambios que fueron necesarios hasta lograr lo que es en la actualidad.

 

El bulldog inglés tiene una historia realmente interesante, un perro con un pasado un tanto oscuro. Además, es un animal con rasgos muy especiales, los cuales son atractivos y tienen el poder de captar a niños y adultos.

 

Igualmente, el bulldog inglés tiene un conjunto de exigencias diferentes a las de otros perros, tanto en su alimentación y cuidado como en su reproducción. Conviene conocer todo lo que hay en relación a esta magnífica raza, un bulldog inglés siempre puede convertirse en el mejor compañero.

Otras razas de perros

Caniche

Caniche Animaleros

Chihuahua

Raza de perro Chihuahua Animaleros

Golden Retriever

Golden Retriever Animaleros

Husky Siberiano

Husky Siberiano en Animaleros

Labrador Retriever

Raza de perro Labrador Retriever Animaleros

Pastor Alemán

Pastor Alemán Animaleros

Pomerania

Rada canina pomerania en Animaleros

Shiba Inu

Información del Shiba Inu en Animaleros


1 – Un poco de historia del Bulldog Inglés


 

El bulldog inglés tiene una historia cuyos inicios pueden considerarse un poco oscuros, de hecho el perro que se conoce en la actualidad es muy diferente al de los orígenes de la raza. Al mismo tiempo, el nacimiento de esta raza no está completamente claro, existen diversas teorías al respecto.

 

La teoría más aceptada, es que el bulldog inglés se deriva de perros de pelea conocidos como molosos, los cuales eran empleados para la lucha en Grecia y el Tíbet. También fue un perro utilizado para pelear contra los romanos en lo que fue Gran Bretaña en el año 55 a.C. Posteriormente, el bulldog inglés formó parte de las luchas contra los cristianos en Roma, allí fue utilizado para combatir leones y osos. 

 

Historia Bulldog Inglés

 

Pero la lucha más destacada del bulldog inglés fue contra los toros y es de allí de donde se deriva su nombre. Se llevaban a cabo combates muy violentos en los que varios bulldog debían atacar a un toro.

 

Esta situación dirigió los rasgos que comenzaron a caracterizar la raza, algunos de los cuales prevalecen en los perros actuales. Por ejemplo, las patas cortas las cuales impedían que el perro pudiera ser lanzado al aire, junto a la nariz chata para garantizar la respiración durante la lucha.

 

También las arrugas en el hocico, cuyo fin era impedir que la sangre del toro pudiera llegar hasta sus ojos y afectar su visión. Tales combates entre perros y toros eran tan agresivos y violentos, que en el año 1838 fueron prohibidos, de hecho el bulldog inglés pasó a ser una raza en peligro de extinción.

 

Esto llevó a utilizar este fuerte perro como guardián y defensor. Al final fue imposible por su gran agresividad, solo representaba un peligro. A partir de allí, los criadores comenzaron a trabajar en una raza con características diferentes, dando inicio a un largo proceso de evolución y cambios. Pues también había personas interesadas en conservar la raza, sin sus características de agresividad.

 

Todo hasta llegar a la actualidad, cuando el bulldog inglés es completamente diferente a sus antepasados, ha dejado de lado el comportamiento agresivo, reemplazándolo por un muy buen carácter, es un perro cariñoso. 

 

De hecho, muchos no saben que el bulldog inglés tiene un pasado tan violento, es increíble descubrir sus particularidades en contraste con las de sus antepasados. Es una de las razas que más ha sido sometida a un proceso de cambios. 


2 – ¿Cuántos tipos de Bulldog existen?


 

El bulldog es uno de los perros que suele ser identificado fácilmente, tiene un conjunto de rasgos muy particulares que lo diferencian de otras razas caninas. Ahora bien, dentro de esta raza existen varios tipos.

 

Bulldog Inglés

 

Tipos de Bulldog, el Bulldog Inglés

 

Es el más conocido de la raza, se caracteriza por tener un cuerpo robusto y suele tener una altura de 40 cm hasta la cruz y su peso suele superar los 25 kg, siendo realmente pesado en consideración de su tamaño. La apariencia general es la de un perro amable, realmente se trata de un animal dulce y juguetón al que le encanta pasar horas tumbado en compañía de su dueño. Es también uno de los perros favoritos de quienes prefieren tener mascotas tranquilas.

 

Bulldog Francés

 

Tipos de Bulldog, el Bulldog Francés

 

Cuando se trata de describir este animal, suele ser comparado con el Boston terrier, aunque el bulldog francés es más musculoso y rechoncho, mientras que su cara es más ancha. Además, destaca por tener orejas cuya silueta recuerdan a un murciélago. En líneas generales, comparte la mayor parte de sus características con el bulldog inglés, aunque es más pequeño, mide entre 25 y 30 cm hasta la cruz, con un peso que no supera los 14 kg. De igual manera, es un perro dulce y alegre, aunque un poco escandaloso.

 

 

Bulldog Americano

 

Tipos de Bulldog, el Bulldog Americano

 

Es un perro más grande que el bulldog inglés y francés, mide 70 cm hasta la cruz y pesa 55 Kg, sin duda un perro fuerte, robusto y de aspecto imponente. También es un perro que resalta por su lealtad y fidelidad, suele ser un genial acompañante para ir de excursión y practicar distintos deportes. También tiene un carácter dulce y cariñoso y es protector de su familia. Junto a ello, el bulldog americano se divide en dos clases, el tipo Scott y el tipo Johnson


3 – Antiguo Bulldog Inglés


 

El antiguo bulldog inglés es sinónimo de fuerza, ferocidad y poder, resulta difícil creer que es el antepasado del dulce y cariñoso bulldog inglés que todos conocen en la actualidad. Este animal tenía como objetivo la lucha contra los toros, una pelea que representaba un espectáculo realmente sangriento y cruel.

 

Algunos dicen que provenía del mastín o alano, los cuales eran perros guerreros con una fuerza sorprendente, pero hasta el momento ha sido imposible determinar su origen con exactitud. 

 

Ahora bien, a pesar de las peleas que se organizaban con el antiguo bulldog inglés como principal contendiente. Aunque tiempo después las peleas fueron oficialmente prohibidas, no impidió que continuaran de manera clandestina. Esto hizo que muchos criadores siguieran trabajando para obtener un perro de lucha aún más fuerte, hábil y rápido. 

 

Esto hizo que se produjera el cruce entre el antiguo bulldog inglés y el antiguo terrier inglés por ejemplo, dando lugar al bull and terrier, el cual es el origen de las actuales razas bull terrier y pitbull terrier.

 

Estos fueron tan solo algunos de los cruces que se produjeron, se estima que durante algún tiempo, existieron más de 24 razas derivadas del antiguo bulldog inglés. Esto a su vez contribuyó a su desaparición, acabando con sus rasgos agresivos, fue así como el proceso de evolución continuó hasta llegar al bulldog inglés del presente.


4 – Temperamento del Bulldog Inglés


 

Gracias a la crianza selectiva que se realizó durante años, el bulldog inglés es un perro muy tranquilo, cariñoso y sociable. Es capaz de tener una excelente relación con adultos y niños, de hecho adora los juegos y puede soportar los más bruscos.

 

Temperamento Bulldog Inglés

 

Aunque cuando es necesario, no solo es un perro dulce y cariñoso, también pueden ser muy valientes para garantizar la protección y seguridad de los suyos, además, siempre está a la espera de atención. Es muy difícil ver a un bulldog inglés inquieto o nervioso, cuando se lleva a cabo el proceso de socialización desde cachorro, puede ser un excelente animal durante su vida adulta.

 

A la vez, el bulldog inglés puede ser un poco testarudo y a veces se hace difícil hacerle cambiar de opinión, por ello necesita una educación firme. Puede ser muy difícil enseñarle comandos simples y trucos, pero con el tiempo y las acciones correctas, es posible lograr que sea un perro obediente, por supuesto las clases y el adiestramiento deben iniciar desde que es cachorro.

 

Especialmente si se desea que pueda caminar con arnés, ya que tiene tendencia a tirar de la correa. En suma, el bulldog inglés es uno de los perros perfectos para tener en casa, además de ser tranquilo no ladra mucho y es capaz de adaptarse a diversos ambientes. Se trata de un perro ideal para personas que gustan llevar una vida tranquila, ya que tiene bajo nivel de energía, sus necesidades de ejercicio son pocas, de hecho se casan rápidamente. 


5 – ¿Cuánto mide un Bulldog Inglés?


 

El bulldog inglés es un perro mediano, realmente tiene una estatura baja y su aspecto es el de un perro pesado. Esta raza canina se caracteriza por tener una altura a la cruz de entre 30 y 40 cm, junto con un peso de 25 kg en los machos y 23 kg en las hembras. 

 

Medidas de un Bulldog Inglés

 

Se trata de un perro con un cuerpo ancho, compacto y de complexión pesada, por ejemplo su cabeza es grande en comparación con su cuerpo, también son muy características las arrugas en la frente y en las mejillas, el cuello es fuerte y tiene una gran papada.

 

En cuanto a la cara, es el rasgo más distintivo de esta raza, tiene una cara corta con el hocico ancho y chato, el cual se inclina hacia arriba. Los ojos son de tamaño mediano y con forma redonda junto a una importante separación entre ambos, no están hundidos pero tampoco son saltones, en cuanto al color es bastante oscuro, casi llegando al negro.

 

En suma, el bulldog inglés tiene orejas de inserción alta, se trata de orejas delgadas y pequeñas, mientras que la nariz es ancha y de color negro. El cuerpo de este especial animal es corto con un pecho ancho y profundo, el lomo es más alto que la cruz, tiene extremidades musculosas y fuertes, aunque en las hembras están menos desarrolladas.

 

En cuanto a la cola, suele ser mediana a corta y de inserción baja, es redondeada y aunque gruesa en la base, se hace estrecha hasta llegar a la punta fina. El pelaje es corto, fino, liso y pegado, en algunos casos de un mismo color y en otros es tiznado, es decir, el cuerpo de un tono mientras que la máscara y el hocico son negros. Estos colores son blanco, atigrado, rojo, leonado y bayo.


6 – ¿Cómo saber si un Bulldog Inglés es original?


 

A la hora de tener un bulldog inglés, muchos se preguntan cómo pueden saber si el animal es original, si es un ejemplar puro de la raza. Al respecto, es preciso comenzar por hacer una evaluación física, prestando atención a diversos elementos como:

 

 

La piel de un bulldog inglés es suelta y ligeramente arrugada, en aquellos casos en los que sea muy gruesa o incluso excesiva, no se trata de un ejemplar puro.

 

El cuerpo no debe ser más alto que largo. Es necesario medir la altura, es decir la distancia del suelo a la cruz y el largo, el cual es la distancia entre la cruz y el implante de la cola. El largo debe superar ligeramente la altura del perro o tener la misma medida.

 

El tórax se caracteriza por tener costillas con los costados redondeados, no deben ser costillas planas, es preciso que mantenga su simetría general.

 

Los ojos de un bulldog inglés original son oscuros y brillantes, además no deben presentar enrojecimiento. También es importante que los párpados cierren sin enrollarse, de lo contrario podría ser señal de enfermedad.

 

La nariz es de color negro y sin presentar algún tipo de despigmentación, es preciso que los orificios sean grandes para que la respiración se cumpla de la forma adecuada.

 

Las orejas son pequeñas y delgadas, se ubican en el borde superior del cráneo, es decir, en la zona trasera de la cabeza del animal. Además, debe haber una distancia considerable entre ellas, también deben estar lejos de los ojos. Por ninguna razón deben ser grandes, estar juntas, caídas o incluso muy levantadas.

 

La cola es corta aunque no mucho, no debe estar encajada o apretada ni enroscada, tampoco debe ser cortada. Un ejemplar puro de bulldog inglés, tiene la cola recta y redondeada.

 

Los belfos del bulldog inglés deben tocar el labio inferior, específicamente en el área frontal, también deben cubrir las mandíbulas pero sin que cuelguen demasiado.

 

 

Como saber si un Bulldog Inglés es original

 

En añadidura, es preciso garantizar que el bulldog inglés tenga el pedigree, es decir, el documento que certifica su pureza, permite conocer su linaje, garantizando que todos sus antecesores son perfectos ejemplares de la raza.

 

De hecho, este documento es necesario para la participación en concursos, también ofrece la oportunidad de cruzar el ejemplar con otros puros. Lo más conveniente es acudir a los criadores profesionales, quienes cuentan con el respaldo de las correspondientes asociaciones caninas.


7 – ¿Cuántas horas al día duerme un Bulldog Inglés?


 

El bulldog inglés es uno de los perros que más requiere tiempo de descanso, sus necesidades al respecto son bastante exigentes, ya que le permite recuperarse y fortalecer su sistema inmunológico.

 

Aunque su tiempo de sueño también varía dependiendo de cada una de las etapas de su vida, igualmente influyen aspectos como su estado de salud y el estilo de vida que caracteriza a cada ejemplar, por ejemplo:

 

 

El bulldog inglés cachorro necesita dormir mucho, en líneas generales duerme 20 horas al día, aunque se dividen en varios periodos, los cuales se alternan con momentos de vigilia. Es clave respetar los momentos de descanso y no perturbar al pequeño animal.

 

El bulldog inglés adulto duerme entre 12 y 16 horas al día, adora descansar en el sofá mientras acompaña a sus dueños. También es usual que esta raza presente fuertes ronquidos.

 

El bulldog inglés senior presenta cambios en su metabolismo, esto hace que su patrón de sueño también se vea modificado. En este punto el animal duerme entre 16 y 18 horas diarias a través de varias siestas, aunque la mayor parte del tiempo de descanso es en la noche.

 

 

Cuantas horas duerme un Bulldog Inglés

 

Teniendo en cuenta la importancia del descanso para el bulldog inglés, es fundamental garantizarle todos los elementos que le permitan tener un sueño realmente reparador. Se trata de ofrecerle un área de descanso particular, una cama de su uso exclusivo, la cual debe dar respuesta a su tamaño.

 

Es decir, que le brinde el espacio suficiente y le permita estar cómodo. Esta cama debe estar en un lugar tranquilo, pero no muy lejos de sus dueños, pues adoran estar cerca de ellos en todo momento.

 

El lugar elegido también debe tener la adecuada ventilación y a la vez ser un espacio cálido y lejano a una fuente de luz directa, ya que el bulldog inglés no lo tolera. Junto a ello, garantizar la higiene de forma constante para eliminar la suciedad acumulada y el pelo muerto.


8 – ¿Cuándo deja de ser cachorro el Bulldog Inglés?


 

El bulldog inglés deja de crecer cuando alcanza la adultez, esto ocurre al año de vida, aunque en algunos casos su crecimiento continúa hasta 6 meses más, pero de forma lenta y progresiva. Sin duda conviene conocer las etapas de crecimiento de este fantástico animal, estas son:

 

Cuando deja de ser cachoro un Bulldog Inglés

 

 

Recién nacidos: comprende desde que nace hasta las 4 semanas, los cachorros tienen la cara plana y arrugada, pero es de forma progresiva que adoptan su forma característica. Durante los primeros días no pueden abrir los ojos, escuchar ni moverse, solo se centran en la alimentación y es esta, la que los hace más fuertes.

 

Segunda etapa: comprende de las 4 hasta las 8 semanas de edad, para este momento el bulldog inglés ya ha logrado desarrollar su estructura corporal y la piel no está holgada. También son destetados por su madre y es momento de ofrecerles comida para perros, teniendo cuidado con la transición o cambio de alimentación. En esta etapa el bulldog inglés aún es un perro vulnerable y se irrita fácilmente, por ello es preciso ser paciente.

 

Tercera etapa: consiste desde las 9 hasta las 12 semanas, es cuando los cachorros de bulldog inglés comienzan a desarrollar la fuerza muscular, también suele ser una etapa de nerviosismo, ya que todo es nuevo para ellos, por ello es usual que hagan sus necesidades con frecuencia y en cualquier lugar. Es el momento perfecto para iniciar el entrenamiento con correa.

 

Cuarta etapa: va desde los 3 hasta los 6 meses, el bulldog inglés tiene un mayor tamaño y peso, así como más madurez. Es cuando comienzan a ser más juguetones y es necesario establecer un horario para sus actividades y ser firme en su educación.

 

Quinta etapa: va desde los 6 hasta los 18 meses y representa la etapa final del crecimiento, es cuando alcanzan la edad adulta. No obstante, esto no quiere decir que el perro pueda continuar aprendiendo, conviene seguir enseñándoles cosas nuevas y por supuesto, garantizarle toda la atención necesaria que pueda brindarle total bienestar.

9 – ¿Cuántas crías pueden llegar a tener un Bulldog Inglés?


 

Una pregunta común es cuantas crías puede tener un bulldog inglés, en líneas generales la reproducción de esta raza implica entre 4 y 5 cachorros en cada parto. Por otro lado, conviene saber más detalles del proceso de reproducción y gestación de esta raza canina.

 

Para comenzar, la gestación tiene una duración de entre 60 y 63 días, aunque en algunos casos puede tomar unos días más o al contrario, puede adelantarse. En algunos casos, el embarazo en las hembras de bulldog inglés se lleva a cabo de forma natural a través de la monta, pero en muchos otros casos es utilizada la inseminación artificial.

 

Crias que pueden llegar a tener un Bulldog Inglés

 

Esta raza ha sido sometida a un gran proceso de manipulación desde la antigüedad, no es extraño que el hombre también intervenga en su reproducción. De hecho, el embarazo de un bulldog inglés suele ser más exigente que el de otras razas de perros. En relación a las etapas de embarazo de un bulldog, consisten en:

 

 

Etapa inicial: después de que se produzca la fertilización, las hembras pueden tener un periodo menstrual aunque leve. Luego, con las dos primeras semanas el embrión es implantado en el útero. Sin embargo, durante las 5 semanas iniciales el bulldog inglés no presenta señales notables del embarazo.

 

Semanas 3 y 4: si el veterinario realiza un examen de tacto en esta etapa, ya puede detectar que la hembra se encuentra en buen estado. También es cuando se desarrollan las médulas espinales de los fetos.

 

Semanas 5 y 6: la madre aumenta de peso y es visible el embarazo, sus pezones se hinchan e incluso se tornan oscuros. Aquí es prudente aumentar la comida, también es cuando los cachorros alcanzan mayor formación, por ejemplo se desarrollan sus órganos sexuales y garras.

 

Semanas 7 y 8: esta etapa se caracteriza porque la hembra del bulldog inglés comienza a perder pelo en el área del vientre. Conviene suministrarle 3 comidas pequeñas diarias.

 

Semana 9: es usual que la madre pierda el apetito o que prefiera ingerir pequeñas cantidades de comida durante el día, también se empieza a mostrar incómoda y a orinar con frecuencia. Incluso, pueden jadear y vomitar.

10 – ¿Cuántas veces puede parir un Bulldog Inglés?


 

Un bulldog inglés puede parir entre 2 y 3 veces durante toda su vida, es muy importante tener en cuenta, la gestación en esta raza suele ser una fase delicada que requiere de muchas atenciones.

 

En el caso de que se permita una hembra tenga más de 3 partos, solo podría generar consecuencias negativas para la salud de la madre, así como para las crías. De hecho, en muchos casos el parto se convierte en una situación tan compleja, que la única opción disponible es llevar a cabo una cesárea, esto suele suceder el 95% de los casos.

 

Parto de un Bulldog Inglés

 

En este sentido, durante la primera fase de la gestación, es preciso cuidar el peso de la madre para prevenir la obesidad, posteriormente cuidar el aporte calórico y garantizar que reciba la alimentación adecuada al animal gestante.

 

Igualmente, es fundamental estar al pendiente de todo el proceso, ya que el bulldog inglés en muchas ocasiones no presenta síntomas o señales cuando la gestación ha alcanzado su fin. Para ello conviene revisar su temperatura, generalmente esta desciende 24 horas antes de que inicie la labor de parto.

 

Para este momento, es vital crear una paridera, un lugar adecuado para que la perra reciba a sus cachorros. Debe tener la altura adecuada, la cual permita a la madre entrar y salir, pero que impida que los cachorros puedan salir.

 

También es importante cuidar la temperatura, debe estar en un lugar templado, además de cómodo y tranquilo. Por supuesto, esta paridera se debe mostrar a la madre varias veces, durante los 8 días antes para que se familiarice con ella.

11 – ¿Cuánto tiempo vive un Bulldog Inglés?


 

El bulldog inglés es de los perros con menor esperanza de vida, en promedio vive apenas entre 8 y 10 años. Esto se debe a que es una raza que padece de varios problemas de salud, los cuales suelen tener un origen genético.

 

Sin embargo, siempre hay formas de hacer que un bulldog inglés viva un poco más, superando el promedio. Se trata de garantizarle todos los cuidados necesarios, es decir, atender cada una de sus necesidades en cuanto a la alimentación, buscando siempre su nutrición ideal.

 

Esperanza de vida de un Bulldog Inglés

 

Junto a ello, cuidar su higiene y atender sus necesidades de juego y entretenimiento, así como darle el mejor trato, pasando tiempo a su lado. Todo esto se debe sumar a las correspondientes visitas al veterinario, para que pueda cumplir con los calendarios de vacunación y hacer los controles preventivos. Por medio de la evaluación física es posible detectar enfermedades a tiempo y así aplicar el tratamiento indicado a la brevedad.

 

Algunas recomendaciones para alargar la esperanza de vida del bulldog inglés son, garantizar momentos de ejercicio, aunque no le guste mucho, es preciso incentivar el ejercicio suave. También evitar que pueda desarrollar sobrepeso, dándole la alimentación adecuada según cada una de sus etapas, igualmente mantener su espacio limpio, pero sin utilizar químicos agresivos, para así evitar las alergias.

12 – Problemas de salud y cuidados de un Bulldog Inglés


 

El bulldog inglés es una de las razas caninas que más ha estado sometida a una selección artificial, incluso de forma intensa y sin ningún tipo de planificación. Como resultado, este animal puede presentar un gran número de enfermedades hereditarias, al respecto:

 

Problemas de salud de un Bulldog Inglés

 

Problemas oculares

 

El bulldog inglés es realmente delicado en cuanto a su nivel visual, entre las enfermedades se encuentran el ectropión, esta se caracteriza porque el párpado se desplaza hacia el exterior afectando la zona interna del mismo, ya que queda expuesta.

 

Mientras que el entropión es la enfermedad contraria, el borde del párpado se dobla y por ello queda hacia la parte interna. Esto genera irritación y dolor, ya que las pestañas quedan en contacto con el globo ocular, incluso el perro no puede mantener los ojos abiertos.

 

Por último, la queratoconjuntivitis es la inflamación de las glándulas lagrimales, así como en la córnea y la conjuntiva, además enrojecimiento, secreción mucosa y úlceras, si no es tratada de forma temprana, genera lesiones de gravedad en el globo ocular.

 

 

Problemas de piel

 

El bulldog inglés es muy sensible a nivel inmunológico, suele verse afectado por alergias, especialmente las cutáneas, las cuales surgen por la inhalación de alérgenos, como el moho o el polen.

 

Los síntomas son el enrojecimiento de la piel, inflamación y erupciones, además de lesiones y heridas producto de que el perro suele rascarse en gran medida. El veterinario suele recomendar antihistamínicos, antiinflamatorios y analgésicos tópicos para tratar este problema.

 

 

Problemas respiratorios

 

El bulldog inglés se caracteriza por tener un hocico chato y cabeza ancha, como resultado padece del síndrome braquicefálico, el cual da lugar a la respiración ruidosa y otros problemas como incremento de los ronquidos, dificultad para respirar, mucosas azules, vómitos y respiración nasal continua con la boca abierta. En algunos casos se requiere de cirugía para su tratamiento efectivo.

 

Displasia de cadera y codo

 

Se trata de una enfermedad ósea y degenerativa, la cual afecta la articulación que une la cadera con el fémur, generando dolor, cojera e intolerancia a la realización de ejercicio físico. En muchos casos requiere de ortopedia, así como la intervención quirúrgica.

 

Por otra parte, los cuidados del bulldog inglés comienzan con la alimentación balanceada que permita brindarle la nutrición que necesita, pero al mismo tiempo, evitar que pueda desarrollar sobrepeso u obesidad.

 

Por ello también es importante llevarlo de paseo a diario, la actividad física conduce a su bienestar, pero se debe evitar que haga ejercicios intensos, cuando las condiciones climáticas son muy húmedas o muy cálidas, estas pueden afectar considerablemente su bienestar.

 

También, cepillar su pelaje entre 2 y 3 veces por semana, para retirar el pelo muerto y optimizar su apariencia, además es algo que realmente agrada a cualquier bulldog inglés. Las arrugas también se deben limpiar de forma regular, puede ser 1 o 2 veces por semana, utilizando un algodón humedecido con jabón, después enjuagar muy bien y secar por completo, para impedir que las bacterias puedan propagarse.

 

En cuanto al baño del bulldog inglés, se debe hacer cada 3 o 4 semanas, con el objetivo de evitar y combatir los hongos, pulgas y ácaros, pero siempre utilizando un champú adecuado que no pueda generar alteraciones en el pH de la piel. Pero antes es necesario tapar sus oídos con la ayuda del algodón, para que no entre agua en ellos.

 

Al bulldog inglés siempre se le deben garantizar juguetes, ya que suele morder, especialmente durante sus etapas más jóvenes. Por último, llevarle al veterinario de forma periódica para cumplir con el chequeo general.

13 – ¿Cuántas cesáreas puede tener un Bulldog Inglés?


 

Una hembra de bulldog inglés puede ser sometida a 2 o 3 cesáreas como máximo, ya que no conviene que tenga mayor número de embarazos, debido a que solo podría afectar su salud. Ahora bien, esta raza canina a diferencia de muchas otras, no suele ser la mejor candidata para un parto normal.

 

En la mayor parte de los casos se hace necesario aplicar una cesárea. Esto se debe a que este perro tiene la cabeza chata y de mayor tamaño que el resto del cuerpo. Esta característica anatómica se convierte en una complicación, ya que la cabeza grande no puede pasar por el canal de parto.

 

Cesáreas que puede tener un Bulldog Inglés

 

Esta es la razón principal que hace necesaria una cesárea y suele ser aún más común con las camadas de alta genética. Otras situaciones que pueden hacer necesaria una cesárea en el bulldog inglés, es la distocia. Se trata de un parto natural acompañado de gran dificultad y demasiado dolor para la madre. También cuando la madre tiene contracciones muy débiles.

 

Por supuesto, la intervención quirúrgica se debe llevar a cabo por parte de un profesional. Esto también hace imprescindible, desde el proceso de planificación para la reproducción del bulldog inglés, conviene contar con la asesoría de un veterinario, quien después supervise cada una de las fases de la gestación, de principio a fin.

14 – ¿Cómo son los síntomas de parto de un Bulldog Inglés?


 

Cuando el bulldog inglés comienza el trabajo de parto, en ocasiones sus síntomas pueden no ser notables. Pero cuando si es posible advertirlos, consisten en un cambio de comportamiento, la hembra puede comer muy poco o incluso rechazarla, sin importar de cuál se trate.

 

También se muestra inquieta y ansiosa, además de jadeante, en muchas ocasiones comienza a deshacer la cama. Es allí cuando se debe conducir a la paridera en un espacio tranquilo, también debe estar alejada de otros perros y de cualquier otro animal.

 

Cuando ya está a punto de comenzar el parto, generalmente 24 horas antes, la temperatura del animal se reduce de forma importante. También es usual que empiece a lamer la vulva durante largos periodos de tiempo, los cuales los intercala con estimulación.

 

Síntomas del parto de un Bulldog Inglés

 

A esto se suma la tendencia de detenerse mientras camina, para voltear y ver su cola. Luego de que han comenzado las contracciones para la hembra del bulldog inglés, el agua se rompe y poco tiempo después, será posible ver el primer cachorro aproximarse debajo de su cola.

 

Por otro lado, cuando el parto no se lleva a cabo de forma adecuada y la madre comienza a presentar otros síntomas, es primordial estar al pendiente para buscar ayuda profesional. Estos síntomas pueden ser la expulsión de una secreción de color negro verdosa a través de la vulva y en lugar de contracciones, la hembra de bulldog inglés presenta temblores musculares. Igualmente si las contracciones han tomado 2 horas, pero no nace ninguno de los cachorros.

 

Junto a esto, si la temperatura corporal desciende a 37°C, el pulso se acelera y la madre se torna pálida, además de mostrar dolor abdominal. En todos estos casos es fundamental acudir a la asistencia veterinaria.

 

De cualquier forma, cuando se trata del parto de un bulldog inglés, es primordial estar al pendiente de todos y cada uno de los síntomas que pueda presentar la madre. Esta raza es una de las más delicadas y susceptibles durante todo el proceso de gestación, hasta que finalmente nacen los cachorros.

 

Finalmente, el bulldog inglés es uno de los perros favoritos en todo el mundo, esta raza con una historia tan interesante, ha sabido como conquistar personas de todo el planeta, gracias a su hermosa apariencia y a su temperamento dulce y cariñoso.

 

Quienes eligen a un bulldog inglés como mascota, ganan un amigo fiel, leal e incondicional, quien siempre está dispuesto a ofrecer su cariño y su compañía y a compartir momentos de juegos.

 

Por supuesto, la decisión de recibir un bulldog inglés en la familia, debe ser tomada de forma consciente y con el mayor nivel de responsabilidad, pues será un pequeño amigo que necesitará de cuidados y atenciones y especialmente de mucho amor y cariño. Tener un bulldog inglés como mascota es una de las mejores oportunidades, se trata de un perro simplemente fantástico.

Comprar pienso para perro

Pienso Advance

Pienso para perros Advance Active Defense

Pienso Advance Diets

Pienso para perros Advance Veterinary Diets

Pienso Bosch HPC

Pienso para perros Bosch HPC High Premium Concept

Pienso Brekkies

Pienso para perros Brekkies

Pienso Edgard Cooper

Pienso para perros Edgard Cooper Animaleros

Pienso Eukanuba

Pienso para perros Eukanuba

Pienso Purina Pro Plan

Pienso para perros Purina Pro Plan en Animaleros

Pienso The Hunger

Pienso para perros The Hunger Of The Wolf Animaleros

Pienso True Instinct

Pienso para perros adultos True Instinct

Pienso Ultima

Pienso para perros Ultima

Pienso Yerbero

El mejor Pienso para perros Yerbero en Animaleros