Munchkin

 

Gato Munchkin

 

El gato Munchkin es una raza de gato producida por una mutación genética natural, que se mantiene a través del cruzamiento selectivo, lo que da como resultado gatos con patas más cortas de lo normal. Sin embargo, sus patas cortas no parecieron afectar a su capacidad para correr y saltar. Lo Munchkins no padecen muchos de los problemas de columna que normalmente se asocian con razas de perros como el Teckel, porque la columna de un gato es diferente a la de un perro.


1 – Origen del Munchkin


 

Los gatos Munchkin provienen de Estados Unidos y se caracterizan por mutaciones genéticas que hacen que sus patas sean más cortas. Esta especie fue descubierta por primera vez por Ellen Kasten en Nueva York. Kasten creció en una granja y le gustaba especialmente dar la bienvenida a cualquier animal a su casa. Debido a su cría, nombró al primer Munchkin «pequeño». Sin embargo, esta gata no fue documentada en detalle, por lo que tuvo que ser encontrada nuevamente en 1983 por la profesora de música de Luisiana Sandra Hochenedal, donde encontró a dos gatas preñadas.

 

Origen Historia del Munchkin

 

La mitad de los mininos nacieron con patas cortas, uno de ellos le llamó Babylegs y los que tuevieron piernas normales se llamaron Longlegs. Sandra regaló un hijo de Blackberry a unos amigos y lo llamó Toulosse. Pues bien, de los gatos Blackberry y Toulosse viene el Munchkin que conocemos hoy en día. La raza se hizo popular en la década de 1990 y se convirtió en objeto de controversia, ya que algunas personas creen que su estado genético puede ser un signo de enfermedad de la médula espinal.

 

Cabe destacar que el Munchkin no se presentó al público hasta que apareció a través de un programa de televisión norteamericana en 1991. Se sospechaba que pudieran tener una enfermedad que afectara a la columna vertebral, pero en un estudio de la raza, no solo vieron un felino viable con capacidad de salto y giro en el Munchkin, sino que este minino no tiene que envidiar a ningún gato de patas largas.


2 – Características físicas del Munchkin


 

El Munchkin es un gato pequeño de tamaño mediano. Los machos de Munchkins suelen pesar entre 3-4 kg y suelen ser más grandes que las hembras, que suelen pesar entre 2-3 kg. Las cortas piernas de Munchkin pueden estar ligeramente dobladas, aunque una flexión excesiva es una descalificación en el ring.

 

Características físicas de un gato Munchkin

 

El cuerpo del gato Munchkin es de tamaño mediano, la columna está nivelada y se eleva ligeramente desde los hombros hasta las caderas. La similitud con otras variedades es motivo de descalificación. Se aceptan muchos colores en el estándar de la raza. También puede haber diferentes combinaciones, desde tonos marmóreos hasta gatos tricolores. Existen dos tipos de Munchkin, los de pelo corto o largo. El Munchkin de pelo corto tiene un abrigo de felpa esponjoso, mientras que el de pelo largo tiene un abrigo de seda semi largo, que puede adaptarse a todo tipo de clima.


3 – ¿Cómo es el carácter del Munchkin?


 

El carácter del gato es apegado, tranquilo y al mismo tiempo muy sociable, alegre y juguetón. Le gusta correr y jugar. Los gatitos Munchkin tienden a llevarse bien con los niños, otros gatos y mascotas. Le gusta recibir amor y atención activa de sus humanos y participar activamente en diferentes aspectos de su vida.

 

El carácter de un gato Munchkin

 

Este gato está muy interesado en la vida familiar y, debido a su curiosidad, participará en todo aquello en lo que pueda participar. Son conocidos por su gran curiosidad. Por esta razón, los Munchkins no deben quedarse en casa todo el día, su opción ideal es vivir con personas mayores que tienen mucho tiempo para dedicar a sus amados gatitos. Se lleva bien con los niños y, si está bien socializado, también puede vivir con otras mascotas. Es muy adaptable al nuevo entorno y puede vivir en todo tipo de casas, incluso apartamentos.


4 – ¿Cómo es la salud del Munchkin?


 

Aunque esta raza de gato rara vez se diagnostica con lordosis, es una curvatura fisiológica de la columna en la zona del cuello. Los animales con lordosis suelen morir muy jóvenes. No hay pruebas de que esta enfermedad esté relacionada con piernas demasiado cortas. A diferencia de los perros salchicha, que son conocidos por sus patas cortas, los Munchkins no tienen enfermedades de la columna en principio. Con la nutrición adecuada, los Munchkins pueden tener una esperanza de vida de 18 años. Sí, debemos controlar su alimentación porque engordarán.

 

Salud del Munchkin

 

La obesidad es susceptible a enfermedades y agrava otras enfermedades. Como todos los gatos, los Munchkin necesitan vacunas, control de parásitos e inspecciones veterinarias anuales. Para que los gatos mantengan su peso ideal, además de respetar la ración diaria, también debemos brindar oportunidades de ejercicio. Psicológicamente, no son adecuados para dejar a los gatos solos en casa durante varias horas. Esta situación los pone bajo presión, lo que conduce a diferentes problemas de conducta.


5 – Los cuidados del Munchkin


 

Los gatos Munchkin no son adecuados como gatos al aire libre, porque es difícil lidiar con ellos. Un jardín seguro para gatos es perfecto para que esta raza de gatos juegue al aire libre. Ahora bien, hay un conjunto de aspectos que se deben garantizar, para su completo bienestar, estos a continuación.

 

Cuidados de un gato Munchkin

 

Alimentación

 

Cada gato es único y tiene sus propios gustos y necesidades en términos de comida. Sin embargo, los gatos son carnívoros y deben obtener 41 nutrientes específicos diferentes de los alimentos que ingieren. La proporción de estos nutrientes variará según la edad, el estilo de vida y la salud en general, por lo que no es suficiente que los gatitos enérgicos y en crecimiento requieran un equilibrio de nutrientes diferente en su dieta en comparación con los gatos mayores menos activos.

 

Cepillado

 

Las bolas de pelo pueden ser peligrosas para el propio gato, que pueden recogerlas con la lengua y causar una obstrucción intestinal. Para los gatos de pelo largo, cepillarles con regularidad es especialmente de ayuda necesaria. Cepillarse de vez en cuando es suficiente. De esta forma, podemos mantenerlo en buen estado y eliminar los pelos muertos que el gato pueda ingerir durante el aseo diario.

 

 

Ejercicio

 

Para cuidar a un Munchkin, debes considerar que debes brindarle un ambiente agradable. Necesita tener cosas básicas, como una cama, un lugar para comer, un lugar para relajarse y juguetes. Por ser muy sociable, es bueno vivir con más mascotas. Son muy inteligentes, muy activos y necesitan mucho entretenimiento. Además, dado que son algo propensos al sobrepeso, pueden desarrollar obesidad si no se alimentan adecuadamente. Es muy importante para nosotros asegurarnos de que hagan ejercicio todos los días, ya sea corriendo por la casa o saltando.

6 – Algunas curiosidades


 

El Munchkin es un felino no solo con unas características físicas de enorme belleza, también está ligado a un conjunto de curiosidades interesantes, estas a continuación:

 

Curiosidades que posee el Munchkin

 

• El gato Munchkin es un gato de tamaño mediano con patas extremadamente cortas y columna larga. Los movimientos del Munchkin son similares a los de los hurones porque no tienen la elegancia de los gatos de patas largas.

 

• Munchkins tiene un cuerpo grueso y un pecho redondo. Esta raza puede tener pelajes cortos o largos. Ambas variedades tienen un pelaje esponjoso y un aspecto sedoso durante todo el año.

 

• Los Munchkins son dulces y extrovertidos. Su curiosidad y deseo de jugar se prolongó hasta la edad adulta. Puedes enseñarle a tomar cosas y obedecer órdenes, son muy inteligentes.

 

• Las patas cortas de esta raza son una deformidad relacionada con problemas de huesos y columna, por lo que no todas las asociaciones de gatos la consideran beneficiosa. A pesar de lo cortas que son sus piernas, corren muy rápido.

 

• Esta raza se considera el equivalente del perro salchicha, lo que ha causado controversia en el mundo de los gatos. La mutación de Munchkin se descubrió en los Estados Unidos en 1983. En el Reino Unido, esta raza no está reconocida por las principales asociaciones de amigos de los gatos.

 

 

En resumen, el Munchkin es un felino muy tranquilo, amable, sociable y cariñoso. Es una mascota muy familiar y le gusta la compañía del dueño. Además, le gusta jugar, lo cual es muy interesante. Se lleva bien con los niños y, si está bien socializado, también puede vivir con otras mascotas. Es una raza muy cariñosa y ha estado acostumbrada a la existencia de personas desde un principio.

Ver piensos para gatos

Advance

Piensos para gatos Advance

Advance Veterinary Diets

Pienso para gatos Advance Veterinary Diets

Brekkies

Pienso para gatos Brekkies

Eukanuba

Pienso para gatos Eukanuba

IAMS

Pienso para gatos IAMS For Vitality Animaleros

Ownat

Pienso para gatos Ownat Animaleros

Purina One

Pienso para gatos Purina One Animaleros

Royal Canin

Pienso para gatos Royal Canin

Sanabelle

Pienso para gatos Sanabelle Animaleros

True Instinct

Pienso para gatos True Instinct

Ultima

Pienso para gatos Ultima