Pelea de perros ¿Cómo evitar una pelea de perros?

 

¿Cómo evitar que se peleen dos perros?

Las peleas de perros son una situación que se puede presentar en cualquier momento y por supuesto, suele tener consecuencias negativas. Los perros podrían resultar lastimados, con heridas desde las más leves hasta las más graves. Anteriormente en Animaleros hablábamos de ¿cuáles son los efectos de la morfina en los perros? y también ¿cómo leer la información nutricional de los alimentos para mascotas?

Sabemos que una pelea de perros representa un escenario de gran tensión, como que es imposible no sentir nervios y miedo, incluso muchas personas suelen quedar paralizadas sin saber qué hacer. Lo peor es tener que acudir al veterinario para que pueda atender a los perros y ayudarlos a superar las heridas causadas en el violento encuentro.


Ahora bien, las peleas de perros se pueden evitar, para ello es primordial conocer y comprender diversos aspectos. Por ejemplo, las razones que motivan la pelea, ya que esto permite identificar las medidas correctas para evitarlas. También es preciso determinar ciertas acciones que muchos dueños de los perros suelen realizar y sirven de impulso a actitudes violentas y conflictivas en los animales.

 

Pelea de perros: ¿A qué se deben?


Existen diversas razones que dan lugar a las peleas de perros y en distintos ámbitos. Una de las más comunes son las discordias por territorios, pueden sentir que el otro perro es una amenaza para su bienestar, ya que podría arrebatarle su espacio, comida, juguetes, incluso la atención de su amo.

A esto se suman las diferencias de edad, más aún si se trata de razas distintas, ya que los perros suelen luchar para fijar quién es el líder. En el caso de tratarse de peleas de perros en las calles, también pueden responder a razones de territorialidad, porque hay algo que despierta su interés.


De igual manera, pueden pelear por jerarquía, por ejemplo los perros machos acostumbran a pelear por las hembras, ya que se dan cambios hormonales y los instintos sexuales comienzan a manifestarse.


Cabe destacar, la ausencia de socialización durante la crianza de los perros, también tiene una gran influencia en su comportamiento. Esta carencia suele ser un gran impulso para enfrentamientos, ya que los hace inseguros y asustadizos.

 

Acciones a corregir en torno a las peleas de perros


En muchas ocasiones los dueños de perros realizan ciertas acciones por desconocimiento, intentan controlar al animal para evitar las peleas, pero realmente solo empeoran la situación. Al respecto, es fundamental tratar de no gritar, los gritos suelen ser estimulantes de forma negativa para los perros, especialmente cuando están alterados, los animan a pelear.

Evitar aplicar castigos físicos, se trata de situaciones que solo generan tensión en los perros y por lo tanto, los hace agresivos. También, prescindir tirar de su correa, solo hará que se sientan ahogados y con ello su nivel de alteración será mayor, incluso pondrán más fuerza en sus movimientos.

 

Medidas para prevenir las peleas de perros


 

A que se deben las peleas de perros

Las peleas de perros siempre son situaciones de tensión y preocupación, aun más cuando los animales salen lastimados. Pero siempre es posible evitarlas, poniendo en práctica algunas medidas claves, estas a continuación.

 

Prestar atención a las señales


Antes de comenzar una pelea los perros están sobresaltados y lo demuestran a través de ciertas señales, las cuales conviene identificar, es crucial estudiar y analizar su comportamiento, por ejemplo:

  • El pelaje se eriza.
  • Las orejas se tornan tiesas.
  • Enseñan los dientes y gruñen.
  • Muestran intenciones de atacar.

 

Todas estas señales alertan sobre la incomodidad del animal, son avisos pues intenta comunicar al otro perro que si no se aparta, dará lugar a un asalto. Una vez identificados estos signos, de inmediato se deben separar los perros, tanto si están en el hogar o en la calle.

 

Tomar medidas en casa


Para evitar las peleas entre perros que viven juntos, es importante ubicar la comida de cada uno en sitios opuestos, ofreciendo a cada uno su propio lugar. También es conveniente retirar los tazones una vez terminan de comer y evitar quitarles huesos o juguetes de la boca, para evitar actitudes agresivas, lo mejor es distraerlos si se desea dejar algún objeto.

 

Tener precauciones en la calle


Cada vez que se va a pasear con el perro en la calle, es importante utilizar la correa, de esta forma resulta más sencillo tomar otra dirección o cambiar de camino, en caso de notar que haya otro perro cerca y así evitar su encuentro.


Si se da una situación en la que dos perros desconocidos se acerquen y comiencen a olerse y jugar, es fundamental estar al pendiente y no perderlos de vista, pues en cualquier momento y de forma inesperada podría iniciar una pelea.


En suma, durante esos instantes en los que se permita correr y jugar al animal, por ejemplo en un parque, igualmente se debe mantener la vigilancia, ya que otros perros podrían aparecer y es preciso evitar situaciones negativas. Si el perro tiene tendencia a reaccionar de forma agresiva, lo mejor es llevarlo a pasear con bozal y siempre mantenerlo con correa.

 

Ofrecer los cuidados necesarios


Cuando un perro recibe todas las atenciones que necesita para su salud y bienestar en general, es menos propenso a las peleas. Además de garantizar su alimentación, comodidad e higiene, es fundamental cubrir sus requerimientos en cuanto a ejercicio y compañía.


De forma específica, es fundamental ofrecer el tiempo adecuado para que los perros se ejerciten, según sus requerimientos específicos que dependen de cada raza y de su edad. Cuando un perro no tiene estos aspectos garantizados, se torna inquieto y aumenta el riesgo de que participe en una pelea.

 

Garantizar la educación y socialización


La educación y socialización de los perros es la forma más importante de evitar que participen en peleas, sus reacciones siempre dependerán tanto de su instinto como de su entrenamiento. Es decir, los propietarios tienen una enorme responsabilidad cuando se trata de orientar el comportamiento de los perros y prevenir los enfrentamientos entre ellos.


En este orden de ideas, se debe comenzar la educación de los perros desde temprana edad, a partir de las 8 semanas de vida, enseñándoles a acudir al llamado, así como a sentarse, permanecer quieto, tumbarse, entre otras acciones.


También resulta primordial el proceso de estimulación, exponiéndolos a distintos estímulos como ruidos, olores, otras personas y animales, para que aprendan a lidiar con ello y no tengan reacciones negativas al respecto.


Junto a esto la socialización, los perros deben tener los espacios adecuados para interactuar con otros perros desde que son cachorros, siempre utilizando el refuerzo positivo para el buen comportamiento.

 

Pelea de perros ¿Cómo actuar durante una pelea de perros?


Una pelea de perros es una situación que nadie desea ver, para garantizar el bienestar de los perros conviene conocer las medidas para evitarlo. Pero también es importante saber cómo actuar en caso de que el enfrentamiento se produzca, se trata de varios métodos que consisten en:


– Agarrar a los perros por la piel del pescuezo o la nuca, tal como lo hacen las madres cuando son cachorros, en ningún momento se deben tomar por el collar, ya que solo podría lastimarlos. En el caso de que los perros sean de gran tamaño, el método a seguir es tomarlos por las patas traseras, haciendo que queden apoyados sólo en sus patas delanteras. Esto les genera una gran sensación de inseguridad reduciendo su agresividad. Una vez se hayan sujetado, es preciso controlarlos hasta que se calmen o volverán a enfrentarse, luego separarlos de inmediato.


– Otra opción es hacer ruido, por ejemplo cuando los perros pelean en casa, conviene llamar al timbre, golpear objetos, tirar cosas al suelo, aplaudir, pisar muy fuerte, entre otros. Esto hará que se distraigan.


– Usar una manta arrojándola sobre ellos, también una toalla o cualquier trozo de tela que les impida a los dos animales verse y continuar la pelea. También puede ser útil si la tela está húmeda.


– Si las anteriores opciones no funcionan, puede ser conveniente rociar a los animales con agua, esto de seguro no les agradará y hará que se distraigan hasta separarse.

 

Conclusión final


En resumen, cuando dos perros se pelean resulta un escenario complejo, el cual genera miedo y gran preocupación, incluso puede llevar a consecuencias devastadoras si logran lastimarse. En una pelea dos perros pueden salir sumamente afectados, incluso pueden sufrir heridas de gravedad que les pueden conducir a la muerte.


Por esto, es tan importante saber cómo evitarlo y para ello es necesario tomar medidas preventivas, ya sea en casa o fuera de ella, entre perros que viven juntos o desconocidos. Siempre se debe actuar con cautela e intentar anticiparse, evitando escenarios que puedan alterar a los perros.


No obstante, lo más importante es su educación y entrenamiento, así como el proceso de socialización, todo debe iniciar desde la edad temprana. Cuando un perro es educado de forma positiva, será menos propenso a pelear con otros perros y será más sencillo controlar las situaciones en torno a ello.


Finalmente, no se debe olvidar que los perros siempre responderán a sus instintos, es algo que no se puede evitar. Los dueños son quienes tienen la responsabilidad de cuidarles y hacer lo necesario para evitar las peleas y garantizarles una vida saludable y feliz. Cuéntanos en los comentarios si has tenido que separar a dos perros en pleno proceso de pelea y que has hecho para evitarlo. Estaremos encantados de leerte y saber tu opinión. 

 

Blog Animaleros

1 Comment

Publicar un comentario