Hemorragia interna en los perros: ¿Cuáles son los síntomas y cómo prevenirlo?

 

Hemorragia interna en los perros


La salud de los perros puede verse afectada en cualquier momento, uno de los problemas más graves es la hemorragia interna, la cual también se denomina hemoperitoneo. Esta hemorragia tiene su origen en el interior del animal, haciendo que la sangre se acumule dentro de su abdomen o dentro de su cráneo. Anteriormente hablábamos de la vitamina B6 en los perros.


En este sentido, con la hemorragia interna la sangre queda por fuera del sistema circulatorio, como resultado la función de oxigenación no se lleva a cabo y esto genera un conjunto de distintos problemas. De cualquier forma, esta situación pone en grave peligro la vida de cualquier perro. Por ello es necesario conocer cuáles son los signos asociados.


¿Cuáles son los síntomas de la hemorragia interna?


Los síntomas de la hemorragia interna en los perros en muchos casos suelen ser sutiles, por ello es tan importante estar al pendiente para notar cualquier posible cambio. Los síntomas en este caso pasamos a detallarlos a continuación.


Debilidad o apatía

El comportamiento de un perro con hemorragia interna también cambia, su nivel de energía puede verse considerablemente reducido, es usual que se muestre sin ganas de jugar o hacer las actividades de costumbre, incluso puede no querer caminar.


Problemas para respirar

La dificultad para respirar es otro síntoma, puede respirar de manera rápida o hacer un gran esfuerzo. Es vital estar al pendiente si se detecta algún cambio en el ritmo habitual de respiración.


Encías pálidas

El color de las encías encima de los dientes también cambia. Al respecto, se puede hacer una prueba rápida, se trata de presionar la encía ligeramente y soltarla. De inmediato debe lucir de color rosa o un poco cálido, si de lo contrario no tienen coloración rosa, es una señal del sagrado interno.


Sed en exceso

Las hemorragias internas hacen que el cuerpo de los perros pierda líquido, por ello presentan una sed excesiva.


Distensión abdominal

El abdomen de los perros que presentan hemorragia interna se hincha o inflama, esto debido a que el líquido se acumula en su interior.


Sangre en la orina y heces

También es usual que se vean restos de sangre en la orina y en las heces del perro, puede ser de color rojo brillante o un tono más oscuro. Los perros con hemorragia interna también podrían vomitar sangre o emanarla a través de la nariz.


Baja temperatura corporal

Es posible que la temperatura corporal se reduzca en el perro, si se ubica por debajo de los 100 grados, esto representa una alerta inmediata. En añadidura, los perros con hemorragia interna también podrían presentar hematomas y náuseas. Por otra parte, es clave determinar las causas de la hemorragia en cada caso, este problema puede tener varios orígenes.


¿Por qué se produce la hemorragia interna?


La hemorragia interna puede tener varias causas, el tratamiento y prevención depende de ellas, consisten en:


Traumatismos
: estos suelen ser las principales causas, por ejemplo si son atropellados, si reciben un golpe fuerte o sufren una caída a una altura considerable. En estos casos, los huesos pueden romperse, rasgando órganos y tejidos.


Problemas de coagulación
: entre las diversas enfermedades que afectan a los perros, se encuentran los problemas congénitos con respecto a la coagulación de la sangre, cualquier golpe puede desencadenar la hemorragia a nivel interno.


Consumo de productos químicos:
los perros suelen ser curiosos, cuando consumen productos tóxicos o venenos por accidente, también pueden ser víctimas de hemorragias internas.


Tumores y cáncer:
varios tipos de tumores en los perros pueden ser causa de hemorragia interna, ya sean tumores benignos o malignos, es común con el cáncer de bazo y los vasos sanguíneos.

 

Es fundamental asistir de inmediato al veterinario, una vez se detecta cualquiera de los síntomas mencionados y luego de que el animal haya sufrido algún accidente o haya recibido un golpe fuerte.

Ahora bien, dependiendo de la causa varía el tratamiento, pueden ser el suministro de oxígeno, las transfusiones sanguíneas, el soporte vital con fluidoterapia y las intervenciones quirúrgicas.

En cuanto a la forma de prevenir la hemorragia interna, se trata de garantizar los cuidados correspondientes al animal en todo momento, dar respuesta a sus requerimientos y llevarlo al veterinario para los chequeos regulares.

 

Blog Animaleros

No hay comentarios

Publicar un comentario